22.12.08

Cris!

Cris puede estar tan tranquila sin hacer nada (repito: sin hacer nada, que también podría ser sentada con cara de sosa y mirando al suelo) en una sala, le entra el tío más bueno de la sala, Cris le vacila y se lo monta para que sea él quien le pida el teléfono con indirectas varias veces hasta que de aburrimiento y necesidad el guaperas se va y vuelve con un boli y un papel con su número para Cris.

Cris puede fijarse en el chico más "del montón" de la sala, que encima sea barrigudo, a Cris le da vergüenza acercarse a él a pesar de ya haber mantenido conversaciones banales con él en otros tiempos y se puede pasar toda la noche maldiciendo el no atreverse a acercarse y su timidez (que sólo le parece con estos chicos, claro), después de marearme varias horas y matarme de aburrimiento Cris logra acercarse a él, justo cuando las sonrisas aparecen entre ellos viene otro a interrumpir, Cris se deja interrumpir, Cris vuelve a la conversación con el-del-montón-barrigudo, el amigo encima va de prepotente, Cris lanza una sola indirecta para cambiarse los teléfonos. El "Barri" (a partir de ahora será su apodo) pasa de La Indirecta y le sonríe. No llegan ni a despedirse. Por fin nos vamos. Fin de la historia.

A veces pegaría a Cris: ese aire que hace que el más guapo quiera besarle los pies lo pierde cuando un chico normal y corriente no le hace ni caso. La pegaría por la suerte que tiene y por lo tonta que ha sido hoy. Olvídate de la prepotencia del Barri y ves a por la Tableta de Chocolate, corazón!!!

2 comentarios:

melkiades dijo...

Suele pasar. No hay cosa que guste más a las mujeres (y a los hombres) como que pasen de ellas. La manzana prohibida es la más deseada...

Sandra Malicia dijo...

Que no se trata de la manzana prohibida, se trata o de la podrida o de la más reluciente y sabrosa...
Cuando Barri pasó de la indirecta ya ves que ella ni se molestó en despedirse...

O no hablas de Cris?!

Muak!